"Sé humilde y permanecerás integro". Inclinate y permanecerás erguido. Vaciate y seguirás pleno. Consumete y serás renovado.
El que tiene poco, recibirá. El que tiene mucho se turbará.
Por eso el sabio abraza la unidad y se convierte en modelo para el mundo.
No se exhibe, y por eso destaca.
No se afirma a sí mismo, y por eso brilla.
No se vanagloria, y por eso obtiene reconocimiento.
No da importancia a su persona, y por eso otros lo realzan.
Y por que no compite, nadie en el mundo puede competir con él.
Esta es la vía que conduce a la plenitud.
El orgullo del victorioso es el germen de su declive.

Tao Te King Lao-Tse




domingo, 5 de septiembre de 2010

Svadhisthana chakra




Los chakras son vórtices (ruedas, remolinos) esféricos que realizan la comunicación y el intercambio de energía entre los diferentes planos sutiles y el cuerpo físico. Son centros psicoenergéticos encargados de generar, absorber, acumular, transformar, distribuir e irradiar la energía.

Svadhisthana, del sánscrito sva que significa "lo propio", "lo que es" y adhisthana: "morada", "asiento", la propia morada porque allí reside el Ser. Su kshetram o área de irradiación se situa en el bajo vientre, en el hueso púbico, a la altura del coxis y se corresponde con el plexo pélvico.


Su mandala es de color bermellón claro, tiene seis pétalos, en los que aparecen las letras sáncritas ba, bha, ma, ya, ra y la con un bindu encima de ellas aumentando su poder. Su bija mantra es Vam y su frecuencia vibratoria es la del armónico de Re. El color bermellón de este chakra es luminoso porque es símbolo del despertar del sol y del paso hacia la luz. Dicen los textos clásicos que es como "el sol que ilumina la oscuridad de la ignorancia".


Su elemento (tattva) es apas, el agua, representado por una media luna, el agua fertiliza y hace surgir continuamente nueva vida en la creación. La relación de la luna con el agua está dada por su influencia sobre las mareas, sobre el crecimiento de las plantas y de los animales. El agua también se relaciona con el inconsciente y la transformación. Si Muladhara es el despertar de la consciencia, Svadhisthana es el primer paso en el sendero que lleva al hombre más alla de lo puramente material.


En el mandala aparece Makara, un animal legendario parecido al cocodrilo que representa al animal más grande y poderosos bajo las aguas, un peligro interior y la necesidad de dominio sobre los elementos del subconsciente.


Los dioses que moran en este chakra son Vishnu y Rakini. Vishnu, de color azul, es el preservador de todo lo creado. Su nombre deriva de la raiz vis que significa penetrar, como lo que penetra, conserva y genera toda la evolución del universo. Rakini es la diosa que lo acompaña empuñando una lanza, un loto, un tambor y un hacha de guerra. Al igual que la Shakti de Muladhara ésta tiene un aspecto feroz porque representa la energía pasional, pero en su aspecto benéfico concede los deseos a quien medite en ella.


Se le llama también chakra sacro o sexual y a través de él participamos en las energías fertilizadoras y concebidoras que atraviesan toda la naturaleza. Nos experimentamos como parte de un perenne proceso creador que se manifiesta en nosotros y, a través de nosotros, en forma de sentimientos y acciones creativas.

El chakra sacro se considera con frecuencia como la posición auténtica de la Diosa Shakti, la energía activa, dinámica, el aspecto «femenino» de Dios en forma de fuerza creadora. Su campo de acción incluye en el varón los órganos de la procreación, que llevan dentro de sí el impulso para la creación de nueva vida. En la mujer encontramos aquí aquellas áreas en las que ella recibe el impulso creador y hace surgir nueva vida, y el lugar donde el nuevo ser incipiente está protegido, alimentado, y donde se le proporciona todo cuanto necesita para prosperar.


La energía de Svadhisthana genera el cuerpo etérico, es una matriz o una plantilla energética donde se superpone la estructura de nuestro cuerpo físico.


Así como en el cuerpo físico existe una circulación de sangre a través de arterias, capilares y venas, también en el cuerpo etérico existe una circulación de un flujo energético de "materia sutil" a través de canales, de los 24 pares de meridianos y de los 72.000 nadis que conectan nuestros órganos con la energía del cosmos.


El elemento agua también purifica y depura. Disuelve y arrastra cuanto está agarrotado y se opone a su fluir vivo. Esto se manifiesta, dentro del ámbito corporal, por la actividad desintoxicadora y excretora de los riñones y la vejiga. En el plano anímico lo vivimos mediante la liberación y el dejar fluir los sentimientos, por lo cual quedamos dispuestos para experimentar la vida siempre de forma original y nueva.



Es el chakra de la comunicación y de las relaciones, nos da la capacidad de comunicarnos y de establecer relaciones sociales. Este chakra crea canales como tentáculos que nos unen con todas las cosas, como fibras de luz que nos conectan con todas las personas y todos los elementos del universo con los que nos cruzamos, cuanto mayor intimidad mayor diámetro de apertura del canal y mayor intercambio energético. A través de Svadhisthana sentimos el mundo, lo sentimos realmente tal cual es, percibimos las sutiles vibraciones procedentes de todas las cosas, esto es Tantra, Tantra significa expansión de consciencia, la práctica del Tantra transforma la energía sexual en consciencia, una consciencia que poco a poco va abarcando toda la infinitud del cosmos.


Svadhisthana nos conecta con nuestros deseos, debemos observar muy bien nuestros deseos, si son reales o ilusorios (inducidos por moral, educación, publicidad, etc) porque pueden crear guerra interior y hacerte derrochar mucha energía sexual. Si tenemos los deseos correctos, los verdaderos deseos de nuestro Ser podemos desarrollar muchas cosas y ser libres en este nivel.


Funcionamiento armónico

El fluir naturalmente con la vida y los sentimientos muestra el funcionamiento armónico de un chakra sacro abierto. La persona se siente integrada tanto en lo personal como en lo social. Se caracteriza por su paciencia, su creatividad, por la posibilidad de disfrutar y la confianza en sí mismo. Estará abierta y será natural para con los demás, y en especial para el sexo contrario. La unión sexual con una persona amada es una posibilidad de entrar con tus vibraciones en la danza de las energías masculinas y femeninas de la creación, para experimentar así una unidad superior con toda la naturaleza y crecer hacia una integralidad interior (Maithuna).



Sientes que el flujo de la vida también fluye en la creación a través de tu cuerpo, tu alma y tu espíritu. Así, participas en la honda alegría de la creación, y la vida te colma siempre de asombro y entusiasmo. Tus sentimientos son originales, tus acciones creativas. Ambos fructifican tu propia vida, así como la vida de los demás.


Funcionamiento inarmónico

Una disfunción del chakra sacro tiene frecuentemente su origen en la pubertad. Las fuerzas sexuales en crecimiento provocan una inseguridad, puesto que los padres y educadores raramente están en condiciones de proporcionar un manejo correcto de estas energías. A menudo, en la más tierna infancia también han faltado delicadeza y cercanía corporal. Esto puede producir ahora una negación y un rechazo de la sexualidad, por lo que la expresión desinhibida pierde su potencial creativo y las energías se manifiestan de forma inadecuada. Físicamente se manifestará como ciática, dolores pélvicos, impotencia sexual, problemas urinarios, cánceres de órganos sexuales (útero, mama, ovario, próstata,...). En el aspecto mental aparecen con frecuencia en forma de problemas emocionales de culpabilidad sexual, excesos de fantasías sexuales o de instintividad reprimida, así como frustración, miedo y verguenza. La percepción sensorial es relativamente grosera y tiene la tendencia a anteponer la satisfacción de las propias necesidades sexuales.


Si el hombre no avanza hacia otros planos, su permanencia en este nivel lo limita, dejándolo confinado a lo erótico y a cualquier otro placer sensible.



Para conocer el estado de este chakra podemos observar la cantidad de energía sexual, si tienes mucha, tienes necesidad de actos sexuales o necesidad de crear y viceversa. Este chakra nos conecta con los demás, observa con que facilidad te relacionas o te comunicas con los demás y que contactos haces.


El alimento para esta energía es aire, aire con prana, mediante pranayama o control del aliento vital, el aire con prana baja hasta Svadhisthana y sale solo aire(practicar visualización), pero no sólo se alimenta de prana, también se alimenta de impresiones, en forma de sensaciones que entran y nutren nuestra agua (apas), las buenas impresiones son las que realmente nutren y purifican nuestro cuerpo etérico o de agua, sonrisas, miradas cariñosas, dejarse inundar por las impresiones de la naturaleza realmente nos nutre en este nivel. Sin embargo las impresiones débiles que recibimos continuamente por los medios de comunicación de miedo, terror, sufrimiento y todo el sin fin de emociones negativas (envidia, celos, orgullo, ira, vanidad,...) presentes en la nuestras vidas no dejan de contaminar nuestra energía de Svadhisthana, ensuciándola y bloqueándola.
Debemos observar muy conscientemente que impresiones nos alimentan y cuales nos enferman. Las relaciones conflictivas igualmente ensucian esta energía. Debemos ayunar de impresiones débiles y negativas (periódicos, T.V., influencias familiares, sociales, etc) y de relaciones conflictivas.


Nuestra agua se limpia y nuestro segundo chakra se desarrolla a través de la respiración consciente, llevando el aire con prana hasta el ombligo en respiraciones lentas y suaves, a través del pranayama y de la reflexoterapia. La práctica del Tantra y del Yoga son fundamentales. Para empezar el camino del Tantra tenemos que observar donde están nuestros límites, observar que es la realidad y que es lo que nos quieren inculcar, lo ilusorio, para así poder conectar con lo que realmente eres "sva" que se encuentra en tu morada "adhisthana" y reconocer así tu verdadera naturaleza, tu propia individualidad y desarrollarla plenamente, la educación astrológica te da mucha información sobre tu camino interior y sobre tu energía en todos los planos.

La práctica del Yoga favorece la unión del cuerpo físico, mental y emocional, hay que sentir profundamente la energía durante el asana, sentir como circula, como baña los órganos internos. Debemos estar relajados, con una respiración suave y profunda, siempre muy conscientes y moderados en nuestras prácticas. Asanas como Supta Baddha Konasana, Salabhasana (postura del saltamontes), Makarasana (postura del cocodrilo) o Ushtrasana (postura del camello) armonizan la energía de Svadhisthana chakra.





No hay comentarios:

Publicar un comentario